Ser ambicioso, ¿es positivo y negativo?

THINKSTOCK

La ambición es saludable y positiva cuando desarrolla proyectos y funciona como un motor que invita a mejorar, crecer o progresar, es decir, a abandonar el conformismo y la mediocridad, y trabajar la fuerza de voluntad. La ambición es sana cuando se considera que el objetivo deseado y los medios empleados para alcanzarlo son razonables.

Las personas ambiciosas que sienten el deseo de superarse día a día para llegar más más lejos tienen una ambición positiva, porque todo es posible con determinación, esfuerzo y dedicación. La ambición positiva logra la motivación y determinación necesaria para lograr objetivos y metas en la vida.

PUBLICIDADANUNCIO

Qué caracteriza a una persona con ambición positiva

1. Es creativo.
2. Se crece ante las dificultades.
3. Su deseo es los demás también logren su crecimiento personal.
4. No se rinde fácilmente porque busca superarse.

Consejos para ser un ambicioso positivo

- Valora los aspectos positvos y negativos de cada una de las metas que ambicionas. Puedes hacer una lista con los pros y los contras, y cómo afectará a las personas involucradas.
- Desarrolla los beneficios y desventajas del esfuerzo que requiere conseguir esa meta que ambicionas y analiza si la causa se justifica con los medios.
- Reflexiona sobre el futuro, hasta dónde quieres llegar y hacia dónde va a llevarte conseguir esa meta. 

PUBLICIDAD

La ambición negativa

La ambición desmedida también es sinónimo de negativa cuando para quien se mueve por la ambición "el fin justifica los medios", y no tiene en cuenta los daños que pueda producir con su actitud a otras personas, o no existe una valoración adecuada entre el esfuerzo invertido y la meta que se obtiene a cambio.

En ocasiones, se suele confundir la ambición con la avaricia, cuando una persona puede dañarse a si mismo o a los demás para conseguir lo que desea. La ambición en contraste, tiene que ver con el deseo de ser mejor.

PUBLICIDAD

Ambición tambìén es el deseo ardiente de poseer riquezas, fama, poder, honores... Sin embargo, desde el punto de vista ético debe existir un límite para que dicha ambición no se convierta en algo dañino o peligroso al violar la persona ambiciosa normas éticas o legales y perjudique a los demás.

Características de un ambicioso sin límites

1. Busca metas y desafíos cada vez más difíciles.
2. Necesita de forma incontrolable siempre un poco más, nada parece suficiente.
3. Se muestra siempre insatisfecho con los logros conseguidos. 
4. Necesita probar que es capaz de obtener lo que se propone.
5. Siente deseos imperiosos de vencer a los posibles competidores.
6. Su valor como persona está condicionada por el éxito obtenido.
7. Tiene una necesidad constante de controlar las situaciones.

Marisol Nuevo

También te puede interesar:

Test de personalidad: ¿eres una persona ambiciosa?

La motivación en la educación

10 barreras para la promoción femenina

Educar en valores, la voluntad